8 indicios para saber si mi hijo/a tiene anorexia

Si escribes en Google “como adelgazar”, una de las recomendaciones que te aparece es “rápido en una semana”. Si clickas, encuentras una dieta para bajar 5 kilos en 3 días. Una barbaridad. Es lo que pensó Lidia Amella, la madre de una joven con anorexia, a quien un día encontró llorando frente a un espejo en su habitación porque “no le gustaba lo que veía”.

Ese fue el momento en que supo que algo estaba pasando, cuando su propia hija le reconoció que había estado visitando páginas pro-Ana y pro-Mía, donde se dan consejos para perder peso de forma rápida y peligrosa.

Pero antes de llegar a ese punto, los expertos recogen varias cuestiones a tener en cuenta que pueden hacer saltar las alertas de que algo pasa. Ninguna de estas razones son matemáticas, pero sí pueden ayudar a detectar estos problemas a tiempo.

  1. Demasiado tiempo empleado para comer. Tiempo en el que se juega con la comida del plato, para evitar comerla.
  2. Restringir el tipo de alimentos ingeridos: deja de comerse alimentos que contienen grasas o hidratos de carbono. Controlar de manera obsesiva en los envases de alimentos las calorías que contienen.
  3. Ir al baño justo después de comer. Muchos padres aseguran que es el momento en el que se oyen ruidos de agua del grifo para que no sea escuchado lo que sucede dentro.
  4. Tener cambios de carácter de forma frecuente: los hijos se muestran más irascibles, se alteran a la mínima o se sienten molestos con cualquier evento que tenga que ver con la comida. A veces incluso se presenta temor a la obligación de comer en público como fiestas familiares o cumpleaños. Puede venir acompañado de sentimiento de tristeza o de un aislamiento social.
  5. Permanente control de peso, ejercicio excesivo y repentino, así como trastornos en el sueño o dificultad para concentrarse.
  6. Vestir ropa grande u holgada puede ser sinónimo de intentar cubrir extrema delgadez o las autolesiones que se realizan.
  7. Atentos con los grupos de Whatsapp. Ya existen muchos en los que se comparten los logros del número de kilos perdidos en las últimas semanas.
  8. Búsquedas de páginas web o revistas donde se habla de consejos para seguir nuevas dietas.

Sobre este punto nos queríamos detener, no sin antes animarte a firmar -si aún no lo has hecho-, y compartir su campaña:

¿Cómo está la campaña de momento?

A día de hoy más de 278.000 personas han firmado la campaña de Lidia para que las webs que incitan a la anorexia y la bulimia, se cierren. Es tremendamente sencillo localizarlas, pero cerrarlas, no tanto, y menos si no hay un cambio en el Código Penal. Es lo que quiere Lidia. La situación además se vuelve aún mucho más complicada si la web no está alojada en un servidor en España sino fuera de nuestras fronteras.

Más de 180.000 personas han visto el vídeo de apoyo para la retirada de estas webs.

Se han llegado a cerrar alguna web o retirar vídeos donde se incitaba a estas prácticas, pero las actuaciones han sido puntuales. “Un grano en el desierto” en opinión de Lidia. En otros países europeos está tipificado como delito la apología de la anorexia y la bulimia. En España, de momento, no. En febrero de 2015, Lidia se puso en contacto con numerosos senadores mientras se discutía la reforma del Código Penal para solicitar algún tipo de herramienta legal para bloquear este tipo de páginas. La reforma se llevó a cabo, pero no se incluyó este punto. Y eso que tanto el Defensor del Menor, como la Comunidad de Madrid o las Cortes de Aragón habían defendido la idea. En opinión de Lidia, que no se haya llegado a ese acuerdo es sinónimo de un “problema de índole político”.

¿Y tu? ¿Conoces a alguna persona que haya sufrido este tipo de trastornos alimenticios de cerca? ¿Los habéis superado? ¿Cómo fue el proceso?

Muchas gracias por tu tiempo y comparte este post en tus redes sociales para intentar que quien busque “cómo perder 5 kilos en tres días” pueda encontrar antes estos consejos y la campaña de Lidia Amella.