Chema Martínez y Jesús España inician peticiones en change.org

Esta semana hemos conocido dos peticiones iniciadas por dos grandes del atletismo español - y olímpico- que saben que hay muchos asuntos que se pueden cambiar, y están dispuestos a ser ellos quienes prendan la mecha.

La primera, esta petición iniciada por Jesús España, atleta olímpico y campeón de Europa de 5.000 metros. Jesús quiere conseguir algo tan sencillo y fácil de entender como “mantener la integridad del deporte español”. ¿Cómo quiere conseguirlo? Sabiendo toda la verdad sobre la Operación Puerto (2006). Esta operación fue la primera en España destapando una trama de dopaje sanguíneo descubierta a nivel mundial.

La Operación Puerto sigue abierta y los nombres de los propietarios de las bolsas decomisadas al doctor Eufemiano Fuentes siguen sin conocerse. La red de dopaje ofrecía diversas prácticas ilícitas para mejorar el rendimiento: hormonas (incluyendo EPO, testosterona y anabolizantes), medicamentos e incluso transfusiones sanguíneas. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué se siguen sin conocer los nombres de los "clientes" de la red? Muy sencillo. El dopaje no es un delito en España y por tanto los únicos delitos que se podrían incriminar son contra la salud pública, y eso implicaría sólo incriminar a los responsables de la red y no a sus clientes. Por eso Jesús España, que se encuentra preparando su participación en los Juegos de Río, quiere “que se permitan a las autoridades judiciales de la Audiencia Provincial de Madrid el traslado de las evidencias a las Organizaciones Antidopaje”.

Esta es la única manera de poder utilizar todas las pruebas incautadas y que la verdad de los hechos no sean destruidos: más de 200 bolsas de sangre, medicamentos, sustancias prohibidas, documentación de planificación de dopaje, etc

El otro protagonista se llama Chema Martínez, probablemente uno de los mejores fondistas en España. En su cuello lucen dos medallas en los 10.000 de Campeonatos Europeos (oro en 2002, plata en 2006). Chema defiende la necesidad de una ley nacional que impulse la cardioprotección en espacios públicos.

Y lo explica con algunos datos:

  • En España se producen cada año 24.000 paradas cardíacas

  • La supervivencia es del 5%

  • En el deporte profesional o amateur mueren unas 120 personas en España por parada cardíaca

  • El desfibrilador es la única intervención eficaz para tratar el paro cardíaco (Consejo Español de Resucitación Pulmonar - Fundación Gaspar Casal)

  • Un acceso rápido a la desfibrilación podría aumentar las probabilidades de supervivencia en 3 de cada 4 casos de paro cardíaco repentino

Ante estas razones, es sencillo entender su propuesta, que contempla tres puntos.

Uno. Más desfibriladores en espacios y eventos públicos. Que exista un desfibrilador a menos de 5 minutos de donde se produzca la parada cardíaca.

Dos. Que se despenalice a quien use un desfibrilador porque asiste a una parada cardíaca, cuente o no con formación previa.

Tres. Promoción de la educación desde la escuela en cadena de supervivencia.

¿Cómo lo ves? ¿Firmas?