¿Cómo hacemos que Change.org sea gratuito para todo el mundo?

Cada hora, en algún lugar del mundo, una petición consigue su objetivo en Change.org. Cada hora, alguien recibe un correo electrónico y le recuerda que su firma ha servido para algo. Y eso es algo increíble. Estamos construyendo un mundo en el que los cambios forman parte de nuestra vida cotidiana. Un mundo en el que todos tienen poder. Y lo más importante, no lo estamos haciendo solos.

Te cuento esto porque esto es fruto de creer que es posible construir un mundo en el que todos tienen poder y conseguir cambios forma parte de nuestra vida cotidiana. Esta es la visión que tenemos en Change.org. Ese es el mundo en el que nos gustaría vivir.

Y esto ocurre porque hemos creado una plataforma de peticiones abierta y gratuita para todo el mundo. Una plataforma que cuenta ya con más de 145 millones de usuarios en todos los países del mundo. Nunca antes en la historia la gente ha tenido tanto poder. Piensa por un momento en quién tenía el poder hace un siglo. Hombres, privilegiados y de las clases dominantes. Hoy, la gente tiene en la tecnología el canal para alzar su voz y unirla a miles de personas para recabar su apoyo. Estas historias hablan por sí solas.

Cuando decidimos dar el paso y crear una plataforma de cambio social como ésta, también quisimos cambiar el modo en el que lo podíamos conseguir. Por ello, decidimos darnos, desde el inicio, con un modelo de sostenibilidad disruptivo y del que estamos muy orgullosos: ser una  empresa social.

Change.org es una empresa social, un nuevo tipo de compañía que pone el modo de funcionar de una empresa al servicio de un objetivo social. Nuestra misión es la de empoderar a cualquier persona, en cualquier lugar, para generar los cambios que quieren ver. Y creemos que la mejor manera de conseguir esa misión es combinando la visión de una organización social con la flexibilidad y la innovación de una start-up tecnológica.

Para nosotros perseguir nuestra misión es lo más importante. Incluso en detrimento de la búsqueda de beneficios. De hecho, todos los ingresos generados en Change.org se reinvierten directamente en el desarrollo de la plataforma y el apoyo a nuestra misión de cambio social. Estamos enfocados en la misión social y no en la búsqueda de beneficios, ni en vender la empresa o salir a bolsa

Hay, de hecho, una gran diferencia entre una empresa social orientada a conseguir su misión social, como nosotros, y una empresa enfocada sólo en el lucro. Somos un nuevo tipo de compañía que está fuera de la dicotomía “lucro - no lucro”. Ser una B Corporation nos obliga a cumplir con controles y altos estándares para asegurar que estamos cumpliendo con nuestra misión social. Estamos orgullosos de nuestra estructura, que permite a nuestro equipo desarrollar la mejor tecnología posible para que las personas puedan generar cambios de un modo que hasta ahora no era posible.

¿Y cómo conseguimos el dinero para hacerlo posible? A través de la publicidad en la plataforma. Change.org es gratuito y abierto para todo el mundo porque muchas ONGs tienen la posibilidad de pagar por peticiones patrocinadas en la plataforma. Estas peticiones aparecen cuando has firmado la petición que tu quieres y si te interesa puedes apoyarlas. Al hacerlo, estás apoyando con tu firma las causas de organizaciones que defiendan los temas que más te preocupan. Les ayudas a que su voz sea aún más fuerte.

Pero, además, a través de estas peticiones patrocinadas puedes también entrar en contacto con ellas para ir más allá de una firma. Si quieres tener más información de sus causas puedes, con tu autorización, ceder tu correo electrónico o teléfono a esa ONG para que te contacten y ayudarlas a ser más fuertes en su labor social. Tú eliges si quieres apoyar esa petición y si quieres tener más contacto con esa organización. Estas peticiones patrocinadas, que siempre aparecen marcadas como tal, son la principal fuente de ingresos de Change.org.

Puede parecer mentira, pero aún hay gente que quiere cambiar el mundo para que todos tengan poder y hacerlo de una manera revolucionaria: siendo una empresa social. Pero ser una empresa social no es solamente tener un impacto fuera, como estamos teniendo, sino ser diferente por dentro. Ser una empresa que cuida también el cómo llegamos a ese objetivo. Una empresa que cuida de su gente. Desde nuestros permisos de maternidad y paternidad, pasando por la inversión en formación, hasta los valores que guían nuestro trabajo.

En Change.org todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a un permiso de paternidad o maternidad de 18 semanas, sean el padre o la madre, hayan adoptado o sea hijo natural y para todo tipo de familias. Creemos que es la mejor manera para acabar con la discriminación de cualquier empleado por cuestión de género. Ofrecemos cursos de idiomas gratuitos a todos los trabajadores y trabajadoras, para que puedan seguir formándose en idiomas, tenemos una política global de cinco semanas de vacaciones -piensa que hay países en los que apenas tienen una decena de días al año- y cada trimestre todos los trabajadores y trabajadoras eligen a los siete compañeros que mejor representan los valores que guían nuestro trabajo y se convierten en nuestros “Value Ambassadors” y viajan a la oficina que quieran para intercambiar experiencias con otros equipos y poder conocer nuevas culturas y nuevas formas de trabajar. Gente que representa los valores que creemos que deberían guiar a cualquier empresa.

Hay gente que tiene miedo al cambio. Hay gente que no quiere que el cambio llegue. Hay gente que no quiere que los que nunca han tenido poder, ahora lo ejerzan. Y hay gente que no entiende que se puede tener un modelo de funcionar distinto que está generando grandes cambios positivos. Cuando eres el primero en crear algo distinto, no siempre eres comprendido por todos. Pero estamos muy seguros de lo que estamos construyendo. Un futuro en el que las empresas no son vistas como el enemigo de la sociedad sino como herramientas al servicio de las personas para que el mundo sea mejor.

Creemos que vale la pena construir una sociedad mejor dando las herramientas a cualquier persona para hacerlo. Creemos que vale la pena cambiar el mundo de la empresa buscando modelos enfocados a una misión social. Y estamos muy orgullosos y orgullosas de ello.