Guía de uso de Change.org para diputados y diputadas

Hoy se constituyen las cámaras para el inicio de la legislatura tras las elecciones generales del pasado 26 de junio. Diputados, diputadas, senadores y senadoras toman posesión de su escaño y la legislatura empieza a funcionar.

¿Qué significa eso? Que empieza la legislatura y las cámaras empiezan a funcionar. Y a legislar. Ahí es donde entras tú, con tus peticiones y tus firmas pidiendo a nuestros representantes que produzcan cambios.

Para que tu voz sea escuchada en las Cortes Generales, en Change.org disponemos de un montón de herramientas para que nuestros políticos puedan conversar con personas como tú. Creemos que nuestra plataforma es un buen lugar para que podáis llegar a acuerdos.

Por ello, en el inicio de esta legislatura, recopilamos una pequeña guía para que, tras tomar posesión de su escaño, los nuevos parlamentarios puedan tomar todos los pasos necesarios para poder dialogar con los más de 10 millones de españoles que usan Change.org para generar cambios todos los días. Vamos allá.

  1. Abre tu perfil en Change.org: Si aún no eres uno de esos 10 millones de españoles que firmas e inician peticiones en Change.org, el primer paso que debes dar es darte de alta como usuario. Es muy sencillo y puedes hacerlo desde la página principal de Change.org.
  2. Reclama tu perfil verificado: Tanto si te acabas de dar de alta en Change.org como si eres ya usuario, como parlamentario es bastante probable que seas destinatario de peticiones. Como destinatario de peticiones puedes tener acceso a tu perfil verificado y desde él, poder filtrar las peticiones que te dirigen los usuarios por su fecha de creación o por el número de firmas. Estos perfiles verificados, que son totalmente gratuitos y súper fáciles de gestionar te permiten hacer lo siguiente:
    1. Cada vez que alguien inicie una petición y la dirija a ti, recibirás una alerta por correo.
    2. Podrás responder a las peticiones. Y esa respuesta aparecerá siempre en la petición. En esa respuesta puedes incluir enlaces para enriquecerla.
    3. La respuesta, además, se mandará a todos los firmantes de la petición por correo. De esta manera, con el perfil verificado podrás conocer qué te piden los ciudadanos y comunicarte con ellos con facilidad.
  3. Responde a las peticiones que tengas: La brecha entre políticos y ciudadanía es cada vez más grande. Qué os vamos a contar… Por ello, es importante poder responder a lo que os piden los ciudadanos. Muchos parlamentarios dedican mucho tiempo (y el de sus equipos) a responder a los miles de correos y cartas que les mandan los ciudadanos. Os proponemos que hagáis lo mismo con las peticiones que han firmado miles de personas. Con los perfiles verificados puedes responder con un solo clic a todos los firmantes. Tu respuesta llegará por correo a todas las personas que han firmado esa petición y queda visible en la petición.
  4. Abrid un perfil para el grupo parlamentario: Como parlamentario puedes, además, convencer a tu grupo parlamentario para que verifique su perfil en Change.org. El grupo, que suele tener más recursos y más información, puede gestionar mejor todas las peticiones y responderlas. Es una manera muy efectiva para poder contar qué hace cada grupo ante un tema firmado por los ciudadanos, qué pasos se están tomando, qué se ha votado en sede parlamentaria, etc.
  5. Informa de todos los pasos que das en tu actividad parlamentaria: Muchos ciudadanos no conocen todos los trámites parlamentarios. No solo el tiempo que debe transcurrir para conseguir aprobar una ley, también todas las votaciones, pasos, enmiendas, etc. que pasan hasta que se publica en el BOE. Los perfiles verificados, tanto si son de un/a diputado/a, senador/a o de un grupo parlamentario; permiten que se puedan publicar respuestas a medida que el procedimiento avance. Por ejemplo, si una petición pide a un grupo parlamentario que apruebe una ley, este grupo podría responder desde su perfil que está estudiando lo que comenta la petición, luego responder cuando presenta el proyecto en el Congreso, responder otra vez con el resultado de una votación y finalmente hacerlo con un enlace al BOE.
  6. Reúnete con los creadores de las peticiones: Muchos creadores de peticiones tienen, no sólo una gran historia que les impulsa a iniciar esas peticiones, también cuentan con una gran capacidad para inspirar cambios. Puede ser muy interesante conocer de primera mano qué piden y por qué lo piden. Para ello, no dudes en invitarles a una reunión en el Congreso o en el Senado.                   
  7. Invita a los creadores de las peticiones al Congreso o al Senado: A lo largo de los últimos años, en contadas ocasiones, algunos parlamentarios han invitado a creadores de peticiones a asistir a los plenos que finalmente han aprobado un cambio. Incluso han sido mencionados en la tribuna. En esta legislatura, como parlamentario, puedes ayudar a que las audiencias especiales sean cada vez menos especiales y sean más normales. Puedes, por ejemplo, invitar a los creadores de petición a comparecer en las comisiones. Es una manera de que los creadores de las peticiones y los miles de firmantes que los apoyan entren en las instituciones.
  8. Inicia peticiones: ¿Has pensado que como parlamentario también puedes iniciar una petición en Change.org? Ya hay muchos partidos políticos iniciando peticiones de forma habitual en la plataforma. Lo hacen para acompañar su actividad política con los apoyos de los ciudadanos. Mira este ejemplo de la CUP en el ayuntamiento de Girona, que inició una petición junto a su acción en el consistorio.
  9. Apoya peticiones: Muchos ciudadanos y ciudadanas inician peticiones sobre temas que preocupan a millones de personas. Como cualquier otro usuario, tú también puedes firmarlas y apoyarlas. Pero por la relevancia de tu cargo como parlamentario, ese apoyo puede ser muy importante para que la petición consiga su objetivo. Cuando firmes, puedes compartir la petición en tus redes sociales.
  10. Media por una solución: No todas las peticiones van dirigidas a ti como parlamentario, a tu grupo parlamentario. Muchas van dirigidas a otras administraciones. Algunas, gobernadas por compañeros de tu partido. Si has apoyado una petición y conoces a la persona adecuada para gestionarla, no dudes en poner en contacto al creador de esa petición con ese compañero o compañera de partido que pueda echar una mano para alcanzar una solución.

El Congreso de los Diputados y el Senado ya se han constituido. Empieza la XII Legislatura y esta puede ser una legislatura de cambios. Esperamos que con esta guía todos nuestros representantes puedan usar más y mejor la mayor plataforma de peticiones de España.  

*Albert Medrán es director de comunicación de Change.org en España