Indultos en Estados Unidos: el poder del cambio

Post redactado por Paula Guerrero

¿Te imaginas ser condenado a cadena perpetua por cometer un delito no violento relacionado con las drogas? Aparentemente uno puede pensar que se trata de una pena desproporcionada, pero en Estados Unidos son varios los presos que se encuentran en esta situación. No obstante, muchos de ellos se han aferrado a la esperanza que les ha dado el actual presidente estadounidense Barack Obama, quien durante el mes de agosto ha indultado a más de 300 presos condenados por este tipo de delitos. Conviene recordar que, en Estados Unidos, existen dos tipos de indultos: ‘Pardon’ (rescisión de la condena) y ‘Commutation’ (conmutación de la pena).

Si analizamos los datos proporcionados por el gobierno estadounidense observamos algunos aspectos notables. Teniendo en cuenta a los últimos diez presidentes del país, desde el actual Obama hasta Kennedy, vemos que los cinco presidentes Republicanos que ha habido en este plazo temporal han otorgado un total de 2.018 indultos, mientras que los cinco Demócratas han concedido 3.530.

La siguiente tabla muestra cuántas peticiones de indulto ha recibido cada presidente de Estados Unidos, a lo largo de toda su legislatura, y cuántos ha concedido cada uno:

 

La fuerza del apoyo ciudadano estadounidense

El soporte que han recibido algunos de estos presos en plataformas como Change.org ha sido muy importante. Hace ya tres años, Carrie Tyler decidió emprender una petición para solicitar al presidente Obama el indulto de su hermano Timothy, que fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional por un delito no violento de drogas. Tenía 25 años en aquel momento.

“Mi hermano ha visto a asesinos y violadores salir de la cárcel cuando él ni siquiera tiene la opción de salir nunca. Quiero traerle a casa. Cometió errores cuando era joven, pero tras pasar 22 años en prisión, ha pagado de sobra su deuda con la sociedad”, lamenta Carrie en su petición. Más de veinte años después, y tras obtener el apoyo de más de 423.000 firmantes, Carrie y Timothy ven cumplido su sueño. El pasado 30 de agosto, Barack Obama anunció su decisión de indultar a otros 111 presos, entre los que figuraba Tyler. Victoria.

Gleneisha Hayter ha seguido el ejemplo de Carrie, y hace un mes lanzó otra petición en Change.org, también dirigida a Obama, para que su madre, Danielle Metz, fuese indultada. Hace 23 años, Danielle fue juzgada y condenada a pasar el resto de su vida entre rejas por pertenencer a una banda organizada involucrada en un delito de drogas. Según explica Gleneisha en su petición, “la Ley de conspiraciones estadounidense sostiene que cada participante es responsable de las acciones del resto”.

Tras recabar más de 60.000 firmas en Change.org, el gobierno de Estados Unidos también ha concedido la conmutación de la pena a Danielle. El representante legal del país, Kenneth Polite, afirma que “Danielle ha pasado la mitad de su vida en prisión, y no creemos que merezca pasar allí la otra mitad”. Victoria.