Indultos pendientes en España

Post redactado por Paula Guerrero

Nuestro país lleva ya nueve meses sin un Gobierno constituido, y esta situación afecta a prácticamente todos los ámbitos de la vida política. En este caso nos centramos en los indultos, englobando las remisiones totales o parciales de una pena. La legislación vigente en España establece que estas medidas de gracia son otorgadas por el Rey, a propuesta del Ministerio de Justicia, y una vez hayan sido deliberadas por el Consejo de Ministros. El indulto exime de la responsabilidad penal del condenado, aunque no elimina los antecedentes penales.

Esta es la teoría. La realidad es que la ausencia de Gobierno ha supuesto la paralización de las peticiones de indulto que se tramitan en España, algo que sin duda mantiene en vilo a todas las personas afectadas. Veamos a qué va a tener que enfrentarse el próximo Ministro de Justicia.

La Fundación Civio cuenta con una herramienta muy útil para ver la situación de los indultos en España: el indultómetro. Según sus datos, durante el año pasado se otorgaron 75 indultos, la cifra más baja desde 1996; y en los últimos años ha habido un aumento de las peticiones: han pasado de 5.400 en 2010 a 7.800 en 2014, año en que se otorgaron 87 indultos. Las penas más indultadas son los delitos contra el medio ambiente y los delitos por malversación y prevaricación.

En la siguiente imagen podemos ver un gráfico sobre los indultos concedidos por el Gobierno español desde 1996, elaborado por la Fundación Civio:

Lo más llamativo es el elevado descenso de concesiones desde 2001, después de que el año anterior se saldase con el pico más alto de indultos otorgados: 1.744. A partir de dicha fecha, el mayor número de indultos anuales que ha otorgado un gobierno español es de 543 en 2007.

Por comunidades autónomas, las diferencias son también reseñables. La comunidad donde más indultos se han concedido desde 1996 es Madrid (2.103), seguida de Andalucía (1.860) y País Vasco (1.314). Sin embargo, en 2015, la que más indultos ha otorgado fue Andalucía (19), seguida de la Comunidad Valenciana (9) y Cataluña (6).

Si en 2015 se concedieron 75 indultos, la falta de Gobierno durante este último año ha hecho mella en los resultados de 2016. Según datos del Ministerio de Justicia, en lo que va de año se han otorgado 14 indultos, a falta de tres meses para finalizar el año. Este dato es una evidencia de la paralización de este tipo de procesos, algo que sigue desesperando a los afectados.

La unión hace la fuerza

En muchas ocasiones son las familias, cuando no el propio condenado, quienes deciden emprender todas las acciones posibles para que se conceda un indulto. Algunas de ellas han elegido la plataforma de Change.org para crear peticiones con el objetivo de recabar apoyo ciudadano que les dé soporte para que el Gobierno ceda en su solicitud. Veamos algunas.

Sara González “cometió un error en 2009”, según refleja su madre, quien inició la petición, por el que fue condenada en septiembre de 2012 a un año y nueve meses de prisión por delito de falsificación de identidad, y a otros seis meses por delito de estafa. Finalmente se suprimió la primera, y la segunda se sustituyó por una multa, cuya cuantía fue modificada sin que Sara recibiera notificación de ello. Al enterarse tarde, Sara debía cumplir la pena de seis meses. “Esta serie de errores puede llevar ahora a Sara a pasar 6 meses en la cárcel cuando desde 2009 mi hija ya ha rehecho completamente toda su vida. Sara es ya una persona muy distinta a aquella que cometió aquel pequeño error en 2009, está completamente insertada en la sociedad, reconoció haber obrado mal, pagó todas las indemnizaciones y multas”, afirma María José, su madre. La campaña de Sara consiguió reunir más de 180.000 firmas.

Otro de los casos que también ha tenido mucha repercusión mediática es el de Alejandro, cuya madre, Rosario, lanzó una petición para recabar apoyos y que ya ha conseguido más de 340.000 firmas. Hace seis años, Alejandro pagó 70,20 euros por una serie de bebidas con una tarjeta que no era suya. “Alejandro no sabía que esa tarjeta era falsa”, alega su madre. Por ello, fue condenado a seis años de prisión. “Mi hijo es un hombre reinsertado, sin antecedentes penales y lleva un año esperando un indulto que no llega”, lamenta Rosario.

Tamara y Ana son protagonistas de otra petición, en este caso iniciada por José, el novio de una de ellas. La campaña consiguió recabar más de 100.000 apoyos. Las dos chicas fueron condenadas a tres años de prisión por un delito contra los derechos de los trabajadores por coacción a la huelga, pese a que no se demostró que ellas participaran activamente en los hechos.

Estos son solo algunos ejemplos de todas las personas pendientes de respuesta. La situación de todos es muy similar: la falta de Gobierno durante este último año ha paralizado todos los procesos judiciales relacionados con los indultos, por lo que no han obtenido ningún tipo de respuesta ni comunicación oficial. Mientras tanto, su desesperación sigue aumentando.

Muchos de estos casos los puedes ver en el programa especial que realizó la semana pasada el programa La Sexta Columna de La Sexta.