La ceguera de Connor, su impulso para cambiar el mundo

Post redactado por Paula Guerrero

Imagina echar mano de la cartera o el monedero y no poder diferenciar si el billete que tienes es de 5, 10 o 50€. ¿Extraño, verdad? Connor es un chico australiano de 15 años que sufre ceguera. Paradójicamente, esta ceguera ha ayudado a que el mundo vea cómo se pueden lograr grandes cambios aparentemente inalcanzables. A diferencia de la mayoría de jóvenes de su edad, Connor ha cambiado el mundo. Gracias a una petición que él mismo inició en Change.org, el nuevo billete de 5 dólares, que ya está en circulación, es el primer billete bancario de la historia de Australia apto para ciegos, dado que incluye marcas táctiles que les permiten distinguirlo.

A este joven le encanta tocar el tambor, jugar en el ordenador y charlar con su madre. Connor no permite que su ceguera le eche para atrás. “Mamá me dijo una vez que ella desea cada día que no fuese ciego. Evidentemente, la ceguera es la ceguera, pero si no dejas que te frene, ¿qué te impide? Nada”, dice Connor.

Connor lanzó la petición tras recibir un regalo de Navidad frustrante: “Tenía dinero pero no sabía cuánto ni cómo de generosa o tacaña había sido la persona que me había hecho el regalo. Fue frustrante y algo embarazoso”, afirma entre risas. Entonces, decidió hacer algo al respecto. “Si me encuentro con algo que no está bien, me gusta hacer algo más que quejarme. A esto me ayudó la plataforma de Change.org. Iniciar la petición fue lo fácil; convencer al Reserve Bank of Australia (RBA) fue más duro, pero tenía un ‘equipo’ de 57.000 firmantes que me ayudaron a convencerle. Sentí que era improbable que escuchasen a un joven ciego. Pero al final, tenían que hacerlo”, cuenta Connor.

La madre de Connor le ayudó a empezar la petición en Change.org. Connor tenía solo 12 años en aquel momento. Los dos juntos viajaron a Canberra para entregar la petición a los miembros del Parlamento y conseguir el apoyo de todos los partidos, incluyendo al entonces Tesorero Adjunto Steven Ciobo. Posteriormente llevaron al RBA al Tribunal Supremo.

Estas acciones, junto con las más de 57.000 personas que firmaron escribiendo al RBA para mantener la presión, acabaron en victoria. “Por encima de todo, este cambio significa que puedo ser independiente”, dijo Connor. “No puedo esperar para ello. Sienta bien”.

Bruce Maguire, asesor principal de Vision Australia, reconoce que “como persona ciega, creo que este cambio es una de las acciones de inclusión más importantes, si no la más, que he visto en Australia a lo largo de mi vida. Lo que realmente ha incentivado al Reserve Bank ha sido la petición que Connor McLeod empezó”.

Inspirado por la historia de Connor, el artista Aaron Tyler ha rediseñado de forma divertida el billete australiano de 5 dólares, incluyendo a Connor en vez de a la reina.  “Connor McLeod no es una leyenda por ser ciego, es una leyenda porque ha visto una injusticia y ha tomado medidas para cambiarla. A pesar de que le dijeron que no habría marcas táctiles para la gente ciega, consiguió el apoyo en Change.org. Ahora, cuando te den el billete de cinco dólares tras un cambio, siente las nuevas marcas, y piensa cómo Connor ha cambiado nuestros billetes para siempre. Su lugar en Straya Cash es un reconocimiento a su excelente idea”, recalca Aaron.

La historia de Connor debería ser un ejemplo y un referente para todas aquellas personas que quieran cambiar algo y no sepan por dónde empezar. Un granito de arena no construye una montaña, pero si muchos granitos se unen, la montaña puede llegar a ser la más alta del mundo.