Madres al rescate en Change.org

Damaris y su hijo Paquito. Foto: El Mundo / Pablo Lorenzada

Este verano, mientras muchos estabais de vacaciones, estas tres mujeres no han parado de luchar con uñas y dientes por sus hijos. Os traemos las emocionantes historias de cómo consiguieron que sus peticiones fueran atendidas a través de Change.org

EVA Y HÉCTOR

La primera de ellas es Eva Vela. Desde Torrejón de Ardoz, Eva inició una petición en Change.org para pedirle a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que garantizara el tratamiento de Héctor, su hijo, a quien le habían diagnosticado retraso severo en el lenguaje.

 👍 Finalmente, la consejería respondió a la petición hace un mes y Héctor ya tiene su tratamiento de rehabilitación foniátrica gracias a todo el esfuerzo de su madre.

DAMARIS Y PAQUITO

En Gijón, Paquito perdió el reconocimiento de su minusvalía por padecer espina bífida, una enfermedad que afecta al sistema nervioso. Su madre, Damaris Palacios, no se quedó de brazos cruzados e inició esta petición para recibir el 33 % del importe por minusvalía que merecía Paquito. Finalmente, tras el juicio con la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias, esta le devolvió el importe que nunca debieron quitarle al pequeño Paquito.

MARISA Y PATRICIA

Desde Málaga, Marisa Jiménez le pidió a la Delegación Territorial de Educación que se permitiera que su hija, Patricia, pudiera acudir a clase. Ya que Patricia padecía cáncer, epilepsia y desorientación, y necesitaba un perro de asistencia que le acompañara todo el tiempo. Pero la Junta de Andalucía no permitía que los perros de asistencia entraran en los institutos, por lo que Patricia llevaba dos años sin poder ir a clase.

Marisa recogió casi 35.000 firmas con su petición en Change.org, y hace dos meses consiguió finalmente el compromiso de la Junta para que los perros de asistencia pudieran entrar en todos los centros educativos de Andalucía. Marisa está a día de hoy tremendamente feliz de poder ver cómo su hija acude a clase con autonomía.

CARMEN Y SERGIO

Y, por último, Carmen en Zaragoza lanzó una petición que nos encogió el corazón. Su hijo Sergio padece una enfermedad neurodegenerativa grave llamada Distrofia Muscular de Duchenne. Esta enfermedad causa la pérdida rápida de la función muscular y los afectados terminan perdiendo totalmente su independencia y falleciendo prematuramente. El único tratamiento que puede frenar esta enfermedad es el Ataluren, pero es tan caro que la Consejería de Sanidad de Aragón se negó a financiarlo.

🎉 405.000 personas se unieron a su petición firmándola, y en julio el Gobierno de Aragón garantizó el tratamiento que necesitaba Sergio. Ahora, el pequeño está feliz al ver cómo “el pegamento” comienza a unir sus huesos, gracias a la campaña exhaustiva que inició su madre.

Es verdaderamente emocionante comprobar que la lucha de estas tres mujeres por sus hijos tuvo su recompensa gracias al apoyo que obtuvieron de los usuarios de Change.org.

* Post escrito por Fran Royo, del departamento de campañas de Change.org