¿Por qué el reconocimiento a los medallistas paralímpicos es distinto al de los olímpicos?

Los Juegos Paralímpicos 2016 han llegado a su fin, y los deportistas ya descansan tras el esfuerzo realizado. Esfuerzo que les ha llevado a conseguir 31 medallas para España, casi doblando las 17 del palmarés olímpico nacional. El mérito es aún mayor si tenemos en cuenta que en los Juegos de Río han participado 304 deportistas olímpicos españoles, y 127 paralímpicos, una diferencia significativa. Sin embargo, el reconocimiento económico y mediático que reciben los deportistas paralímpicos no es igual al que reciben sus homólogos olímpicos.

Una de las diferencias más llamativas entre los deportistas olímpicos y paralímpicos, y que ha sido objeto de una petición en la plataforma Change.org, es la desigualdad en la remuneración que reciben. Los medallistas olímpicos que hayan ganado un oro recibirán 94.000 euros, frente a los 30.000 de un oro paralímpico. Las medallas de plata se premian con 48.000 euros para los olímpicos y 15.000 para los paralímpicos. Por último, un medallista de bronce olímpico ganará 30.000 euros frente a los 9.000 de un bronce paralímpico. Son los Comités Olímpico y Paralímpico Español los encargados de estipular la remuneración económica de los deportistas que participen.

Esta no es la única cuestión que genera polémica entre los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos. Una de las preguntas que con más frecuencia nos hacemos es: ¿por qué no se celebran a la vez? Así lo piensa Antonio Cartier, impulsor de otra petición cuyo objetivo es que se unifique el programa olímpico y se incluyan también las modalidades paralímpicas.

La integración deportiva no será total mientras no haya un trato equitativo entre los deportistas de ambas competiciones, y esto conlleva que todos reciban los mismos premios, ya que el esfuerzo que realizan es el mismo, tanto los deportistas olímpicos como los paralímpicos.