Cada día y de a poco, 150 millones de personas logran el cambio que quieren ver

 

Cuando lanzamos Change.org, teníamos un objetivo: empoderar a las personas, no importa el lugar donde vivan ni el cambio que quieran hacer. Este mes superamos los 150 millones de usuarios . Cada semana se registran un millón de usuarios nuevos.Por mes más de 25 mil peticiones son creadas -el doble comparado con el 2015. Cada vez más personas están en la plataforma para fortalecer movimientos sociales con historias que generan noticia en el mundo. 

Más de un millón de personas protestaron contra el reciente caso de  violación de la Universidad de Stanford, fortaleciendo la movilización contra ese tipo de agresiones en las instituciones de educación superior. Después el referendo de Brexit en Reino Unido la semana, logro crear más de 400 peticiones es el reflejo de una nación. Está es una lista que crece cada día en los 17 países donde operamos, y ahora con los 150 millones de usuarios en Change.org, estamos apenas comenzando a unir el potencial de los ciudadanos en torno a causas comunes.

Hoy, anunciamos un paso importante para ampliar y dar más poder a las personas. Un nuevo conjunto de herramientas para las campañas de potencial individual. Ahora los usuarios de Change.org van a poder reunir fondos financieros para movilizar sus peticiones y lograr que sean victoriosas. En los últimos meses hemos estado probando versiones iniciales de estos productos en Estados Unidos. Y quedó claro que hay un gran potencial cuando aliamos esfuerzos de financiamiento colectivo con peticiones.

Amanda Nguyen fue agredida sexualmente y lanzó una petición en Change.org para que el Congreso de los Estados Unidos apruebe una legislación sobre los derechos de las personas que sufrieron este tipo de violaciones. Además de movilizar a 100 mil personas, ella ha usado la nueva herramienta, de recaudación de fondos para llevar dinero a las personas que son víctimas de este hecho para contar sus historia frente al congreso. El resultado fue la aprobación por unanimidad de la ley que define los derechos de las víctimas.

El financiamiento colectivo puede ser usado de diferentes formas al momento de impulsar las peticiones. Y ya comenzamos a ver las posibilidades que tiene esta herramienta : La promoción de peticiones en otras plataformas sociales, un documental sobre casamiento infantil en comunidades rurales en Etiopía, la adquisición de pasajes para ir a una entrega de firmas a una red de supermercados que desperdicia alimento y hasta la reconstrucción de la vida de una mujer que obtuvo la reducción de su pena por portar drogas, gracias a una petición creada por su hija - está mujer fue condenada a 17 años como la principal acusada.

Por el buen inició que ha tenido, ahora estamos desarrollando herramientas de campañas de recaudación de fondos. Por el momento solo están disponibles para quienes crean una petición en Estados Unidos, pero se irá expandiendo la herramienta durante los próximos meses en los otros países. 

Creemos que hay un gran potencial para que las personas recauden recursos para lograr hacer el cambio que quieren ver - y el financiamiento colectivo es solamente uno de esos caminos. Hace más de un año lanzamos las peticiones promovidas , en la que los usuarios contribuyen con dinero para divulgar peticiones que firmas para que otros las vean a través de la plataforma. Cerca de 500 mil personas usaron este producto que estaba restringido a un pequeño grupo de  usuarios. Junto con la expansión de las herramientas de empoderamiento individual, vamos a aumentar el alcance de las peticiones promovidas para otros países. También estamos desarrollando un producto que suma apoyos mensuales para un movimiento.

Para concentrarnos en la construcción de estás herramientas de captación de recursos, sustituiremos gradualmente nuestro producto de peticiones patrocinadas. Tuvimos la suerte de contribuir con el crecimiento de miles de organizaciones y estamos muy animados por continuar trabajando con ellas con nuestros nuevos productos. Instituciones sin animo de lucro seguirán en contacto con los usuarios de Change.org. La primera organización en crear una campaña piloto de financiamiento colectivo en la plataforma recaudo 125 mil dólares en menos de un mes. Queremos profundizar nuestra relación con las organizaciones de todo el mundo, dando voz a las millones de personas que se quieren unir en estás causas. 

Como parte del proceso de sustitución de las peticiones patrocinadas, vamos a decir adiós a varios compañeros de equipo, los cuales son muy queridos y respetados. Está es la parte difícil de nuestra decisión de invertir nuestras fuerzas en las nuevas herramientas. Estos amigos participaron en la construcción de las bases de nuestra organización y por eso estamos inmensamente agradecidos. Haremos cuanto podamos para apoyarlos en está transición  para que continúen siendo parte de la familia de Change.org.

Vivimos en una época de grandes desafíos, pero también de grandes posibilidades. Un movimiento que antes llevaba años en realizarse o que requería de la inversión de grandes donadores, ahora es posible de hacer en tal solo unos días y con el apoyo de cientos de miles de personas que nunca se han conocido. Estamos orgullosos por ofrecer una plataforma que da fuerza a estas causas y que también a proporciona un soporte para ampliar el impacto en los próximos años. 

Ben Rattray, CEO y fundador de Change.org